Porqué Practicar la RSE: Beneficios para la empresa

La RSE (Responsabilidad Social Empresarial o Corporativa) es una pieza clave en el presente y futuro de la gestión empresarial

El prestigioso periódico económico The Economist señalaba en 2005 la RSE como un gasto superfluo. Sin embargo, tres años después publicaba un estudio en el que  concluía que la RSE era “sencillamente un buen negocio”. El 35% de los ejecutivos encuestados  tres años atrás decían que le daban una alta o muy alta prioridad a la RSE, pero que ahora lo hacen el 56% y en tres años pronostican que lo harán el 70%. Solo el 4% respondió que la RSE es una pérdida de tiempo y dinero. Se puede ver el informe completo en la página oficial del periódico mencionado.

El primer motivo para practicar la RSE en la empresa es el ejercicio de la ética. Como personas, nos inscribimos en una realidad social que tod@s compartimos, disfrutamos y sufrimos, y no son distintos los valores empresariales de los valores ciudadanos.

Somos una misma persona, que vive, emprende, trabaja y consume. La coherencia es pues, fundamental.

Además, la  responsabilidad produce beneficios en las empresas

–          Mejor clima laboral y motivación

–          Atrae el talento

–          Mayor productividad

–          Ventajas fiscales y bonificaciones

–          Mejor imagen

–          Posibilidad de difusión en foros no empresariales

–          Obtención de premios y etiquetas distintivas

–          Preferencia en contratas y subvenciones

–          Clientes satisfechos y más fieles

–          Mayor Rentabilidad

Algunos estudios que avalan estas afirmaciones…

–         Fuerte relación entre responsabilidad y rentabilidad empresarial:

Compatibilidad entre RSC y Competitividad: Estado de la Cuestión en el ámbito Internacional. Vicente, A Ruiz A, Tamayo, U 2004. Instituto de Economía Aplicada a la Empresa. Universidad del País Vasco.

Este estudio compara los resultados de más de 70 estudios en todo el mundo que pretenden dilucidar su la RSE es rentable, concluyendo que sí lo es.

Sin embargo, para que exista esta conexión es necesario que la implicación en la RSC sea real, más allá de actuaciones inconexas, ya que sino los grupos de interés o stakeholders perciben la inconsistencia. Así lo indica el siguietn estudio:

Tang, Z., Hull, C. E., & Rothenberg, S. (2012). How corporate social responsibility engagement strategy moderates the CSR–financial performance relationship. Journal of Management Studies49(7), 1274-1303.

–       Mejora de la productividad:

Estudio Manpower Professional 2005 dirigido por el Catedrático de la U. de Barcelona Jordi Suriñach.

Este estudio concluye que la calidad de las condiciones laborales y de conciliación así como la no discriminación y la participación influyen positivamente en el rendimiento del personal de las organizaciones.

–    Pérdidas que implica la discriminación:

El impacto económico de la pérdida de talento femenino La Cámara de Comercio de Barcelona  publicó en 2008 un estudio que concluye que la marginación laboral de mujeres preparadas cuesta mil millones de euros anuales en Cataluña.

–          Satisfacción de los consumidores:

La RSE es una fuente de diferenciación empresarial. Un 91% de las personas encuestadas en Baleares elegiría preferentemente una empresa que sabe responsable a igual precio y calidad. Así lo afirma el estudio La ResponsabilitatSocial Empresarial de les Illes Balears realizado por la Dirección General de RSE del Gobierno Balear en el año 2008.

La tendencia indica que además crecientemente los consumidores están dispuestos a pagar un sobreprecio por contar con una empresa responsable. Un 18% estaría dispuesto a pagar una diferencia de precio de más de un 11%, mientras un 4% pagaría entre un 25%-50% más caro.

Un 26`9% de los consumidores ha efectuado boicot contra alguna empresa por su mal comportamiento. El estudio que contiene esta información es el Informe RSE: La opinión y valoración de los consumidores sobre la Responsabilidad Social de la Empresa en España, elaborado por la Confederación Española de Consumidores y Usuarios en 2008.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *